Hace algún tiempo publicamos un artículo sobre la historia y naturaleza de las amistades de un hombre en la versión en inglés de nuestra página. Algunos de los lectores comentaron que se les hacía muy difícil hacer nuevas amistades y mantenerlas, un sentimiento que comprendo y compadezco. Una vez acabas el bachillerato o la universidad, especialmente si te casas y te mudas a otro lado, se torna bastante difícil encontrar nuevas amistades y mantener tu nexo con los viejos amigos. Yo tengo este problema, y si bien no soy un experto y no conozco todas las respuestas, he pasado tiempo hablando con otros hombres, haciendo lluvias de ideas acerca de como un hombre puede hacer y mantener amistades solidas con otros hombres.

Como encontrar nuevos amigos

Únete a una organización. Una de las dificultades que los hombres de hoy enfrentan para hacer nuevos amigos es la naturaleza aislada de sus vidas sociales. Trabajan y tienen responsabilidades en el hogar, pero nada más. Unirte a una organización o club es quizás la mejor manera de generar un nuevo circulo social para ti.

Algunos hombres dicen que les gustaría unirse a una organización pero que no tienen tiempo, a diferencia de sus padres o abuelos. El problema no es la falta de tiempo, sino la organización del mismo. En realidad no trabajamos tantas horas como solían hacerlo nuestros padres, entonces deben haber otras razones por las que nos sentimos tan ocupados en nuestro diario vivir. Realiza un inventario de las actividades en las que estás invirtiendo tiempo. Puedes decir que estás pasando tiempo de calidad con tu familia, pero qué tanto de ese “tiempo de calidad” consiste en horas de ver televisión o navegar por internet? Estás corriendo de aquí a allá para satisfacer un enorme número de actividades de tus hijos? Todos queremos que nuestros hijos persigan sus intereses, pero los padres necesitan intereses también. Tu hijo de verdad necesita jugar fútbol, beisbol y baloncesto? Al organizar tu horario más eficientemente y cortando actividades que toman muchísimo tiempo, podrás tener tiempo para formar parte de una organización. Además, tener amistades sanas con otros hombres e intereses fuera del núcleo familiar te hará más sano, mejor pulido y en resumidas cuentas: Un mejor padre y esposo.

Ideas de organizaciones a las cuales unirte

Fraternidades. No son solo para tu abuelo. Pueden traer amistades realizadoras y satisfactorias a tu vida. Estas organizaciones son perfectas para hacer amigos porque proveen todos los ingredientes necesarios para el amor de hermanos: Ideas en común, sentido de tradición y responsabilidad y enfoque servicial. Existen grandes organizaciones fraternales que puedes investigar, pero es difícil definir cual es la adecuada para ti.

Iglesias/organizaciones religiosas. Al igual que las fraternidades, las iglesias son un buen lugar para cosechar amistades con otros hombres, ya que son lugares donde encontrarás caballeros con tus mismos valores y metas. Muchas iglesias tienen grupos que son exclusivos para el crecimiento espiritual y camaradería de los hombres.


Ligas deportivas. Si te gustan los deportes, en lugar de pasar el fin de semana solo viendo los partidos por televisión, puedes unirte a una liga y volver a los campos. Desde fútbol hasta ultimate, tu ciudad debe tener clubs que se den cita para competencias deportivas. Unirte te pondrá en forma, alimentará tu espíritu masculino y te dará la oportunidad de tener nexos con otros hombres que solo puedes encontrar en una cancha.

Toastmasters. Resuelven dos problemas fundamentales de la vida del hombre moderno: La falta de amistades y la deficiencia a la hora de hablar en público. No solo aprenderás a ser un mejor orador, conocerás muchos hombres para entablar nuevas amistades.

Clubes de libros. Por alguna razón (Léase Oprah), los libros de clubes se han asociado con mujeres y pañuelos para la nariz. Pero no hay nada afeminado en un buen libro; discutir grandes obras literarias era un pasatiempo de muchos de los grandes hombres de la historia. Por ejemplo, Benjamin Franklin empezó un grupo llamado “El Junto” donde muchos hombres sostenían vigorosos debates sobre libros. Hablando de ideas y temas de libros rápidamente te permiten conocer los pensamientos y filosofías de otros hombres. Muchas librerías ofrecen clubes de libro para hombres, donde se leen libros que a los hombres les gustan. Si tu librería no los tiene, porque no empiezas un club en tu casa?

Otras formas de hacer amistades

Trabajo. Haz las cuentas, la verdad es que pasas más tiempo en el trabajo que en tu casa. Probablemente en el trabajo hayan compañeros con quienes podrías llevarte muy bien. En lugar de tenerlos en la categoría de “Compañeros de trabajo”. ¿Por qué no pasarlos a la categoría de “amigos”? Salgan después del trabajo a tomarse unos tragos. Invítalos a tu casa a ver el partido el fin de Semana. Si estás casado, sal a cenar con ellos y su pareja. Lo mismo aplica si estás estudiando. No tengas miedo de convertir a un “Compañero de clase” en uno de tus hermanos.

Conoce a los vecinos. Hoy en día en nuestra sociedad, la mayoría de la gente es muy ensimismada. Puedes vivir 10 años en un vecindario y no tener idea de quienes son tus vecinos. Esto es muy triste. Pero tu futuro mejo amigo puede estar viviendo en la casa de al lado. No te escondas. Sal y conoce a tus vecinos. Una buena manera de conocer a tus vecinos es organizando una fiesta o asistiendo a un evento en tu vecindario. Si te sientes lo suficientemente valiente, toma la palabra y preséntate.

La televisión está llena de vecinos que se convirtieron en mejores amigos. Kramer y Seinfield, Tim Naylor y Wilson, Pedro Picapiedra y Pablo Mármol. Cuando yo era joven, mi papá tenía muchos amigos en nuestro vecindario. Salían a hacer ejercicio, se ayudaban los unos a los otros construyendo cercas o remodelando sus hogares.

Manteniendo tus amistades

Una vez haz hecho amigos, ya sea recientemente o en primer grado, debes esforzarte en mantener esas uniones vivas. En el siglo XIX, los hombres construían amistades sobre conexiones emocionales intensas. Hoy en día a los hombres les gusta basar sus amistades en actividades. He aquí algunas actividades que te sugiero para que sigas en contacto con tus amigos.

Tener una meta en común. Los hombres experimentan la conexión más grande cuando trabajan hombro con hombro para alcanzar una meta común, es ahí cuando se convierten en un grupo de hermanos. Esto aplica si estás pasándola bien en la playa o viviendo la vida suburbana. Entonces fija una meta en común la cual buscas alcanzar con tu amigo o grupo de amigos: Decidan correr una maratón, compitan en un triatlón, dejen de fumar o propónganse bajar de peso. Tu y tu amigo pueden ayudarse el uno al otro; mantener las reglas del juego claras para que ambos alcancen la meta. Por ejemplo, si están entrenando para una carrera, envíense mutuamente los tiempos que marcaron en su entrenamiento todos los días. Así vivan en el mismo lugar o en diferentes partes del país, establecer una meta común los forzará a estar regularmente en contacto, mientras se ayudan mutuamente a convertirse en hombres mejores y más fuertes.

Competir. Las competencias en la vida suelen separar a la gente, pero una competencia amistosa entre amigos los puede acercar más de lo que se imaginan. Intenta crear una competencia con tus amigos, haciendo una apuesta amistosa; puede ser hacer algo embarazoso o pagar por la cerveza de quien gane la competencia, esto siempre ayuda a mantener la motivación y la diversión del grupo. Las competencias pueden ser tan triviales como un concurso de “a quién le crece más la barba” o algo serio como abstenerse de la pornografía o las bebidas alcohólicas. Estar compitiendo te asegurará que regularmente verifiques si tus amigos están cumpliendo las reglas y tendrás algo de que hablar con ellos (Incluso si es hablar basura).

Toma unas vacaciones con tus amigos. A veces es bueno salir de la rutina y tomarse un tiempo para enfocarse y reconectarse con la virilidad y tus amigos viriles. Las vacaciones entre hombres son ocasiones para generar conexiones entre hombres de manera pura e ininterrumpida. Las vacaciones pueden durar tan poco como un fin de semana o tanto como una semana. El destino puede ser cualquier lugar, pero deberá incluir actividades masculinas. Las mejores vacaciones que puedes tomar con tus amigos son por supuesto, ir a acampar. Estar afuera con una fogata ardiente es la mejor escena para renovar amistades con tus amigos. La clave de las vacaciones entre hombres es hacerlas una tradición inmutable. Organiza una fecha y hazlo anualmente. Podrás planear el resto de tu vida alrededor de esta fecha inamovible.

Una noche de hombres. El concepto de “Una noche de hombres” se convierte en algo estereotipado usualmente en las películas y la televisión, usualmente asociado a esposas de mal humor. Y es verdad, algunos hombres abusan de las “noches de hombres”, sacan tiempo para sus amigos y dejan de pasar tiempo de calidad con sus esposas, o dejan responsabilidades  y tareas del hogar por terminar. Tu esposa y sus necesidades siempre deben ir primero. Si no has pasado tiempo con ella, no deberías estar de parranda con tus amigos. De igual manera, si has compartido una gran cantidad de tiempo con tu esposa, entonces la noches con tus amigos se hace algo apropiado. Invítala a que salga con sus amigas. Si ambos tienen amistades saludables, mejorará la calidad de su matrimonio.

La noche de póker siempre funciona bien como plan de “noche de hombres”. He pasado grandes noches jugando cartas con mis amigos. Asistir a un evento deportivo o concierto puede ser otra gran actividad que califica como “noche de hombres”.

Manteniendo contacto con tus amigos

Cualquier relación, incluyendo la amistad entre hombres, necesita comunicación para sobrevivir. Muchos hombres no son buenos teniendo conversaciones a corazón abierto. Para ellos, pasar tiempo de manera regular, incluso si no hablan mucho, puede ser suficiente. Pero si te mudas a otro lugar, te costará algo de trabajo mantenerte en contacto. Los hombres generalmente no disfrutamos de las conversaciones telefónicas y mucho menos escribiendo correos electrónicos. Pero existe una tradición de siglos de antigüedad que mantiene a los amigos conectados sin importar la distancia durante años: La escritura de cartas.

La historia está llena de hombres grandes que mantenían sus amistades a través de cartas. John Adams y Thomas Jefferson eran los mejores amigos pese a tener diferentes ideales políticos. Sin embargo, en las elecciones de 1800 cuando fueron oponentes políticos, Jefferson venció a Adams y la amistad llegó a su fin. No arreglaron las cosas sino hasta 1812. Después de hacer las paces, empezaron a enviarse una serie de cartas que duró 14 años, compuesta por 158 cartas. La conexión que formaron durante este intercambio era tan fuerte que Adams, al no saber que su amigo había fallecido hace unas oras hizo de sus últimas palabras “Jefferson vive”.

Al ser tan lento como un caracol, el correo tradicional parece en desventaja contra los métodos mucho más inmediatos, pero pienso que es clave en mantener amistades saludables entre hombres. El correo electrónico puede ser muy fácil de usar, pero así mismo es fácil de ignorar. Dejamos que se acumule en nuestras bandejas de entrada y después de unos días queda en una página atrás y fuera de nuestros cerebros.  Escribir una letra es algo diferente: es real, tangible, la sientes en tus manos y ten la seguridad que se planta en la vida de tu amigo. Ahí está, una parte de ti, descansando sobre el mesón de su cocina o en la mesa del comedor. La gente no puede botar esas cosas. Podrá obviarse por momentos, pero seguirá en la cabeza de tu amigo, haciendo mella hasta que el decida responder. Una carta prácticamente requiere una respuesta. Entonces yo les pido a los hombres que empiecen a escribirle cartas a sus amigos. Acomídanse una vez al mes a escribirle a sus amigos; eso mantendrá viva su amistad sin importar cuan lejos los lleven los caminos de la vida.

Si tienes alguna sugerencia de cómo hacer amigos o mantener amistades, ten la libertad de comentarlas a continuación.

 

 

{ 0 comments… add one }