Por Antonio Centeno

Los hombres vienen de todo tamaño y forma, para cada hombre existen telas, materiales y estilos que complementan su contextura. Un hombre con un abrigo quiere verse elegante, no como un gigante. De igual forma, un hombre de talla pequeña quiere verse profesional al utilizar un traje de corbata, no como un niño utilizando la ropa de su hermano mayor. Un hombre grande que usa un blazer quiere proyectar una imagen majestuosa, no como un saco a punto de reventar por las costuras. Todo hombre quiere ser tomado en serio; quiere asegurarse que quienes lo rodean no se fijen en sus imperfecciones físicas, entonces se hace importante aprender a ocultarlas. Permítanme aclarar una cosa, no existe un traje que pueda esconder 100 libras de exceso de peso; Sin embargo, es posible minimizar la atención que se le brinda a ciertas características físicas. Un hombre puede verse grande, pero no necesariamente debe verse gordo.

Tenga en cuenta, para evitar ser redundante a lo largo de esta publicación: Todo hombre puede mejorar su apariencia con la ayuda de un sastre hábil. Un sastre con talento y buen gusto es raro, si lo encuentras, asegúrate de construir y mantener tu relación con el. Para este articulo me enfoqué en lo que un hombre posee actualmente; Hacer dieta y ejercicio puede ser la solución ideal para muchos, pero esa alternativa no será tenida en cuenta a lo largo de esta publicación.

El hombre de contextura promedio

El hombre de contextura promedio no es alto, ni bajito; no es gordo ni flaco. No es musculosos y la mayor parte de la ropa parece quedarle bien. Es el hombre promedio, y es afortunado ya que casi todas las prendas de vestir se ven bien en su figura. Si tu formas parte de esta categoría, agradece a tus padres, vístete con esmero y presta atención a la combinación entre las telas que usas y tu contextura, para así utilizar la prenda indicada para toda ocasión.

El hombre alto

La primera elección importante que un hombre debe hacer sobre un traje es el patrón que trae la tela de la que está hecho. Los cuadros son excelentes elecciones –Además de ser elegantes y únicos, las rayas horizontales en ambos modelos ayudan al hombre alto a parecer más proporcionado. Los hombres altos también pueden usar rayas horizontales, pero deberían considerar patrones rayas bien espaciadas y sutiles (Trajes de raya de tiza).

Los accesorios que ayudan al hombre alto lucir más proporcional incluyen: Los bolsillos solapados, los pantalones con bota más ancha de lo normal (intenta con 1 y 7/8 de pulgada como medida), y chaquetas que tengan aproximadamente ¾ de pulgada por debajo de la curvatura de los glúteos (Para ayudar a recortar las piernas). Si vas a agregar detalles como un pañuelo de bolsillo o un botonier, recuerda que su efecto individual es mínimo, pero conjuntamente funcionan para cortar las líneas verticales que hacen ver a los hombres altos anormales.

En general, la clave para los hombres altos es asegurarse que las prendas estén confeccionadas de manera relativa a su tamaño. Así pues, a la hora de medirse una prenda, es bueno preguntarse cómo se ven los bolsillos con solapas en relación con la prenda. Si se ven muy pequeños, tal vez la prenda no esté confeccionada para hombres altos.

El hombre de baja estatura

El problema de los hombres bajitos es completamente opuesto al de los hombres alto. Mientras el hombre alto buscar cortar su estatura con detalles vistosos en su forma de vestir, el hombre pequeño debe permitir que exista fluidez entre sus zapatos hasta el rostro. Los hombres pequeños deben evitar las líneas horizontales tanto en el patrón de sus trajes como en las líneas de sus pañuelos (Puedes optar por un doblez de pañuelo con doble punta). Las líneas verticales, en especial las que se encuentran muy cercanas entre si, deben formar parte de tu guardarropa. Los patrones solidos son perfectos, en especial los colores oscuros que tienen un efecto “adelgazante”, pero un hombre con estatura por debajo del promedio debe tener cuidado con texturas como las escocesas o las de ojo de perdiz, ya que estas texturas pueden llamar la atención y fijarla en un punto, en lugar de permitir el movimiento suave de los ojos a lo largo del traje.

Un problema en específico de los hombres de baja estatura es que la cabeza normalmente se ve más grande que su cuerpo; para compensar, no solo es necesario que el hombre haga énfasis en los hombros de su chaqueta, también debe asegurarse que el peinado que lleva no contribuya al ancho de su cabeza. Al hombre bajito le sirve mucho utilizar pantalones y chaquetas del mismo color (Las combinaciones de colores claros y oscuros solo funciona para partirlos a la mitad). El corte de las chaquetas debe ser tan alto como sea posible (apenas cubriendo la curva inferior de los glúteos). Demasiado espacio en la entrepierna hace ver las piernas más cortas,  el hombre de baja estatura debe prestar mucha atención al tiro de los pantalones. Finalmente, el hombre pequeño debe usar los pantalones en la cintura anatómica, utilizando tirantes en lugar de cinturones. Al hacer esto, sus piernas parecen más largas, se ve forzado a mantener su chaqueta puesta y aumenta notablemente su comodidad.

El hombre pesado

Los hombres cuyas cinturas son más anchas que sus torsos tienen problemas a la hora de encontrar prendas que no los hagan ver más grandes de lo que son. Las prendas que les quedan perfectas en los hombros suelen ser muy pequeñas para su cintura; por tal razón, el hombre grande debe buscar una chaqueta con corte holgado. Tampoco deben utilizar ropa muy ajustada; es mejor tener una prenda holgada en el abdomen, que una prenda apretada que denota un claro exceso en la circunferencia abdominal. El hombre pesado no puede esconder su tamaño, pero su ropa puede ayudar a que la atención se centre en su rostro.

Las líneas verticales y los colores oscuros son grandes herramientas que el hombre grande puede utilizar. Como ya se había mencionado, estas generan la ilusión de mayor estatura y adelgazan la silueta, y ya sabemos que estas prendas le restan atención al abdomen.

En cuanto a estilo, el hombre pesado debe inclinarse por las chaquetas de dos botones con escotadura pronunciada en forma de “V” para hacer ver su torso más largo. Las solapas de pico y los cortes rectos sirven para generar más líneas verticales (ayudando además a ver el traje más proporcionados), al igual que los bolsillos grandes y cortados al bies (en diagonal). En lugar de tener un pantalón apretado, las botas cuelgan sobre la parte inferior del estomago y generan la ilusión de piernas más largas. Para el hombre grande que no ha experimentado con los tirantes, sugiero deje de leer y considere seriamente esta opción.

El hombre delgado

Los hombres delgados necesitan agregar peso a sus cuerpos. Por tal motivo, la tela que utilizan es de vital importancia. Las líneas horizontales funcionan de maravilla con ellos, y las telas de lana Tweed o Glen ayudan a sumar al contorno del hombre flaco. El corte es muy importante para este tipo de hombres, los cortes muy delgados acentuarán sus contexturas, mientras que los cortes holgados las exagerarán. El hombre delgado debe buscar aumentar su contextura con cosas tan sencillas como utilizar chaquetas de solapa cruzada y pantalones con doble pliegue y bota delgada. Las camisas también son importantes, en especial el cuello (se permite un margen de dos dedos entre la piel del cuello y la camisa) y los puños (las mangas de la camisa no deberían poder remangarse sin desapuntar los botones de los puños). Los detalles como pañuelos de bolsillo y cuellos puntiagudos pueden dar un poco más de peso. Incluso en el cuidado diario, un hombre delgado puede aportarle volumen a su figura dejando su pelo un poco más largo. La diferencia suele ser dramática.

El actor Daniel Day Lewis es el ejemplo perfecto de un hombre delgado que ha utilizado todas estas tácticas para mejorar su apariencia. Búscalo en Google para ver como utiliza los cuadros, las capas de prendas y el pelo más largo (si piensas que estoy bromeando, mira cuan más flaco se ve cuando está calvo!)

Combinaciones

Muchos hombres con problemas a la hora de vestir poseen combinaciones de las contexturas descritas con anterioridad. A continuación describimos brevemente las combinaciones y señalamos factores importantes en relación a la contextura de estos caballeros.

Altos y pesados

La palabra clave es proporción. Eres un hombre grande, querrás que todos los aspectos de tus prendas de vestir sean grandes. Asegúrate que los bolsillos de tus chaquetas sean proporcionales a tu tamaño, que el corte de tus solapas sea generoso. Puedes reducir el acolchado de tus hombros para evitar verte como un jugador de fútbol americano, otra sugerencia es alejarte de los patrones de cuadros, cambiándolos por rayas gruesas verticales o colores sólidos.

Alto y delgado

El hombre alto y delgado debe ser consciente de la tela de sus prendas y como ahorman su silueta, ya que la mayoría de camisas y pantalones lo harán ver como una cigüeña larguirucha . Estos hombres se benefician mucho de utilizar los vestidos de cuadros, las chaquetas cruzadas y las telas más pesadas si el clíma lo permite.

Pequeño y corpulento

Este es uno de los perfiles más complicados para buscar ropa, la buena horma es imperativa para los que tienen baja estatura y son corpulentos, especialmente si son musculosos. Estos hombres deben optar por colores sólidos o rayas verticales, evitando los contrastes en las prendas, sobretodo los que generan líneas verticales (un blazer azul con pantalones color kaki es un ejemplo de lo que no se debe hacer). La ropa muy holgada tampoco es aceptables; en lugar de eso, estos hombres deben buscar prendas y cortes que generen la ilusión de mayor estatura. Yo recomiendo no utilizar chaquetas con aberturas posteriores. Si bien no son prendas versátiles (no podrás meter las manos en los bolsillos), estas chaquetas ayudan a adelgazar la contextura sin riesgo a que las aberturas parezcan una cola.

Pequeño y delgado

Los hombres pequeños deben buscar que sus prendas sean proporcionales a su cuerpo, procurando que ni las solapas, ni los las botas, ni mucho menos la longitud de la chaqueta sean muy largas; este tipo de prendas no acentúan bien el cuerpo de estos hombres, al contrario lo hacen parecer más pequeño. Cuidado con los sastres que arreglan las botas de los pantalones acortándolas. El resultado de estos “arreglos rápidos” suele ser un pantalón con tiro corto que hace ver tus piernas delgadas y una bota demasiado ancha para tus pies (la bota del pantalón debe cubrir entre 2/3 hasta ¾ de tu zapato.)

El hombre musculoso (torso y cintura anchas)

La mayoría de los hombres tienen una diferencia entre las circunferencias de su pecho y cintura de tan solo algunas pulgadas. Los hombres musculosos tienen una diferencia mucho mayor entre pecho y cintura, en muchos casos alrededor de 10 pulgadas. Como resultado, padecen de muchos problemas.

Los trajes que le sirven al hombre musculoso en los hombros y en el pecho son demasiado grandes en el estomago, e incluso cuando encuentra una prenda que permite ser confeccionada, esta confección termina restándole importancia a la mitad inferior del cuerpo. El hombre musculoso debe minimizar su torso, aumentando la presencia de sus piernas con la intención de crear una imagen natural y unificada que solo de indicios de su contextura musculosa. Empezando con la chaqueta, los hombres musculosos requieren hombros muy suaves, con la menor cantidad de relleno posible. Las solapas deben ser grandes, para que su pecho se vea más proporcional; las solapas de pico son una gran opción para ellos. El hombre musculoso debe evitar la tendencia de suprimir la cintura, ya que la figura de un hombre no debe tener forma de reloj de arena. Para los levantadores de pesa y hombres con diferencias extremas entre sus perímetros de pecho y cintura, una chaqueta más larga de lo normal puede ser utilizada para esconder su pronunciado torso en forma de “V”. Los pantalones con pinzas, amplios en la parte posterior pueden ayudar a darle un aspecto más proporcional a las caderas.

Los zapatos pesados con algún diseño (Por ejemplo zapatos de cuero calado) en conjunto con un pantalón pequeño y de botas amplias pueden hacer ver las piernas y el torso más proporcionados.

Otro perfil muscular, con un problema completamente opuesto es el de los futbolistas –Torsos delgados y piernas musculosas. Para este tipo de hombres es recomendable escoger pantalones cuidadosamente entallados en la zona de las caderas (no demasiado apretados, para evitar que los bolsillos sobresalgan e incluso se rompan con algún movimiento brusco) y una chaqueta sin aberturas (un trasero grande puede generar deformidades en la chaqueta… Pero si se corta de manera apropiada puede ser una buena alternativa). Finalmente, estos hombres se benefician más si utilizan su chaqueta en todo momento, cubriendo sus prominentes traseros. Lo sentimos chicas.

_________________________________________________________________

Escrito por Antonio Centeno

Presidente, www.ATailoredSuit.com

Ropa a la medida de calidad y consejos de estilo.

Únete a nuestra página de Facebook para concursas por ropa hecha a la medida.

{ 3 comments… add one }