Hace tres meses un buen amigo mío perdió su trabajo tras la segunda ronda de despidos en la página de internet donde trabajaba. Era el único ganapán de su casa, que acababa de comprar y tenía 3 hijos, todos menores de 7 años (uno de ellos con serios problemas médicos). Cómo muchos de nosotros, afrontaba dura competencia en el ámbito laboral, en un mercado donde los empleados cada vez piden menos beneficios. Entonces ¿Cómo logró encontrar un buen trabajo de tiempo completo tan solo 90 días después de su despido?

Mi buen amigo simplemente se metió de cabeza en una búsqueda laboral, utilizando todos sus talentos de trabajo y gestión en redes sociales. Transcurrido un día, sus 400 amigos de Facebook sabían de su problema y más de media docena de ellos le habían mandado información tras solo unas horas de haberse enterado. Entró a LinkedIn en busca de algunos consejos, decidió contactó a sus antiguos empleadores que ahora trabajaban en distintas empresas en diversos campos. Tomó la primera oportunidad que se le presentó, aceptando un trabajo que no parecía tan glamuroso a primera vista, pero pagaba las cuentas. Sorprendentemente, fue este trabajo de “Consolación” el que lo llevó a una oferta de ensueño con una organización sin ánimo de lucro que había ayudado a salvar la vida de su hijo enfermo años atrás.

El trayecto que recorrió mi amigo no puede planearse, pero puede hacerse más fácil si tienes fortaleza en el manejo de redes sociales, potenciado con el pensamiento que “Ningún hombre es una isla”. Dependemos de quienes nos rodean y la fuerza de todos unidos puede superar los obstáculos de una sola persona. La travesía de todo hombre por un trabajo significativo está fuertemente ligado a su red social; la meta de este artículo es generar conciencia de lo importante que fomentar las habilidades sociales.

Paso 1- Desarrolla la mentalidad de un trabajador en red

Grita desde la cima de una montaña

Perder un trabajo es un golpe mayor para la autoestima de cualquiera. Los hombres constantemente se definen por el trabajo que realizan y nos enorgullecemos de tener la capacidad de ser proveedores para nuestras familias. Y si bien algunas veces las razones para un despido se salen de nuestras manos, nos sentimos avergonzados al no poder tener control de la situación. Caemos en depresión y resolvemos no decirle a nadie sobre nuestra situación hasta que se enteran por otros medios. El primer paso para desarrollar una mente de trabajador en red es dar un paso adelante, dejar atrás la pena de haber perdido un trabajo y notificar a todos tus conocidos sobre tu situación actual. Al hacer esto, tienes más de cien personas que tienen su oreja pegada al suelo a la espera de encontrar alguien en busca de trabajo. Procura tener mentalidad abierta con respecto al trabajo, incluso si es una oferta en un campo que no habías considerado. Ponte en contacto con viejos conocidos con quienes no has hablado en años. En el peor de los casos, no tendrán información y pasarás media hora recordando los viejos tiempos con un amigo.

Todo esto aplica además para quienes intentan aumentar ventas, en especial quienes son dueños de pequeños negocios. Si bien no es bueno ser demasiado insistente a la hora de ofrecer productos a tu familia y amigos, puedes explicarles en qué consiste tu negocio, hazles saber además que apreciarías cualquier ayuda que ellos pudieran brindarte. Te sorprendería saber a quienes conocen tus compañeros del colegio y la universidad, con quién juega golf tu vecino y quién conoce a tu madre de la iglesia. Todos buscamos ayudar a nuestros amigos; no solo porque se siente bien, pero si la persona a la que ayudamos es un gran trabajador o tiene un producto de calidad superior, generamos una situación en la que todos ganamos. Dale a los demás la oportunidad de ayudarte haciéndoles saber lo que quieres alcanzar.

Piensa como un empresario

Debes saber que existen dos cosas que aseguren la supervivencia de cualquier compañía – Un margen amplio de ganancias y suficientes ventas para capitalizar dicho margen y pagar los costos de producción. Si conozco a un empleado potencial o un vendedor que conozca estos dos conceptos y sepa además como aplicarlos a una situación particular… Esa persona tendrá mi total atención.

Intenta pensar como el dueño de un negocio cuando estés vendiéndote a ti mismo o a tu producto, procura demostrar lo que puedes ofrecerle a la compañía y cómo se perderían una gran oportunidad si no utilizan tus talentos. Para hacer esto efectivamente, deberás hacer tu tarea previa a la entrevista: Es bueno que investigues un poco sobre las compañías en las que estas interesado, procura  tener un concepto general del campo en el que se desempeñan. Una persona astuta puede responder durante una entrevista,  sobretodo si las preguntas son apropiadas. Pero como todo en la vida: Entre más preparado te encuentres, mejores resultados obtendrás.  Demuéstrale a tus potenciales empleadores que estás pensando sobre sus negocios como lo harían ellos, te sorprenderá lo que harán para tener tus talentos.

Entiende la reciprocidad

El peor defecto que puede tener un trabajador en red es siempre buscar su propio beneficio. Dominar las conversaciones y evitar escuchar a quienes intentan conquistar. Pese a que buscan ganancias, suelen terminar con las manos vacías; Evita a toda costa ser ese tipo de persona. En lugar de eso, procura aprender siempre de las personas que conoces, sus negocios y sus problemas. Ofréceles asistencia sincera y en pro de mejorar cualquier problema que tengan. Puede ser algo tan simple como facilitar que conozcan a un amigo tuyo para que les ayudes, un gesto así puede desencadenar el fenómeno llamado reciprocidad.

La reciprocidad es un acto de bondad en respuesta a las acciones de otra persona. Si alguien te saluda, tu saludas de vuelta. Si tu envías una carta de navidad, te envían una carta de vuelta. Eso funciona de manera muy efectiva en el mundo de los negocios: Haz todo lo posible por ayudar a otra persona para que consiga una entrevista y seguramente harán lo mismo por ti cuando puedan. La reciprocidad es un poderoso mecanismo que demuestra que los hombres buenos si pueden llegar de primeras.

El tiempo es tu recurso más valioso

Todos tenemos las mismas 24 horas cada día; la forma en la que las administramos y nos esforzamos para aprovecharlas al máximo y cumplir la mayor cantidad de tareas en el día.  Cuando eres tu propio jefe o te encuentras desempleado, es muy fácil caer en la trampa de no tener horario o rutina. No permitas que esto te suceda; despiértate siempre a la misma hora, organiza tus reuniones de manera que puedas dedicarle la mayor cantidad de tiempo a las tareas más importantes de tu agenda. Preparar y enviar tu hoja de vida o realizar 20 llamadas telefónicas sin previo aviso antes de las 11 de la mañana, por ejemplo. Deja de revisar tu correo cada 2 minutos y pon plazos en el trabajo para evitar esas pequeñas “emergencias” que te desvían de una labor que debe ser terminada. La clave aquí es lograr conseguir una rutina que te mantenga concentrado y aprovechando tu tiempo al máximo.

Tal vez la habilidad más difícil que debes adquirir es la de terminar conversaciones que no consideras productivas. Ya sea con un compañero de trabajo que ha decidido compartir detalles de su vida contigo o un vecino que te decide visitarte tardes enteras para hablar de política, deberás poner limites o verás como estas situaciones consumen horas que no podrás recuperar después. Es aquí donde un horario resulta muy útil; porque las citas se deben cumplir y jamás será de mala educación excusarte para atender un compromiso previamente adquirido.

Paso 2 – Las herramientas del trabajo en red

Herramientas modernas de trabajo en red

No voy a invertir mucho tiempo en estas – Sin duda alguna dejé algunas fuera de la lista, y en menos de un año esta información podría ser obsoleta. Lo que si les diré es que he probado todas y cada una de estas herramientas al momento de escribir este artículo y las he utilizado a diario para hacer crecer mi negocio.

LinkedIn – Todo profesional debe tener un perfil en esta página, no hay excusas. Es la red social numero uno para trabajadores profesionales del mundo, sirve no solo para compartir tu currículum, es posible compartir las recomendaciones de empleadores para los que has trabajado en el pasado e incluso clientes a quienes les has prestado algún servicio. Te conecta con tus colegas y símiles, permitiéndote ver a quienes conocen para así facilitar acercamientos laborales. Su función de búsqueda puede localizar contactos en lo más profundo de una compañía para la que quisieras trabajar. Sus grupos te permiten encontrar generar pequeños espacios donde podrás discutir ideas, publicar ofertas de trabajo y expandir tu red social.

Facebook – Para muchos, esta es una red social más para amistades que para negocios. Pero el grupo etario más prominente son los mayores de 55 años y pese a su estilo informal y casi colegial, es una gran plataforma para promover un negocio. Facebook tiene Fanpages y Grupos, que se encuentran indexadas adecuadamente en motores de búsqueda y te permiten interactuar con la audiencia más apropiada para tu negocio. La publicidad de Facebook puede ser muy específica en la audiencia a la que es dirigida, y al ser una de las más novedosas redes sociales en internet, seguro te expondrá a una mayor cantidad de personas que LinkedIn.

Twitter – Últimamente se ha habla mucho de Twitter y su potencial. No voy a entrar en discusiones bizantinas acerca de si se está sobredimensionando, pero diré que es una red social bien indexada en los motores de búsqueda y se presenta como una alternativa simple para expandir tu red social. Es además una buena forma de contactar a aquellos que no responden correos electrónicos ni llamadas telefónicas.

MySpace – Al tener la mitad de usuarios que Facebook, MySpace no ha tenido ni la mitad de cobertura por parte de la prensa. Sin embargo, su tasa de crecimiento es sorprendente y existe un gran número de gente que prefieren esta interfaz a las otras alternativas un poco más populares. Es posible que aquí consigas algunos contactos que no estén en otras páginas.

YouTube – Probablemente no es el mejor lugar para poner tu currículum, pero si estás buscando un lugar desde el cual puedas enviar un mensaje, no existe una página de videos con más poder y popularidad. ¿Quieres darte a conocer como un experto en mercadeo? Simplemente subes un video a You Tube que puede alcanzar cien mil visitas en 3 meses y tendrás pruebas de tu experticia en mercadeo.

Blogs – ¿Buscas entrar a una industria a como dé lugar? Puedes escribir de manera consistente, procurando ofrecer contenido que sea pertinente para un nicho de tu elección. Esta herramienta, por más simple que parezca puede consumir mucho tiempo. Basta con preguntarle a los fundadores de Art of Manliness Brett y Kate McKay. Pero asimismo, la recompensa puede ser tremenda.

Herramientas antiguas para el trabajo en red

El apretón de manos – Probado y comprobado, un apretón de manos y una conversación cara a cara es la manera más poderosa de comunicarse con otro ser humano. Es la manera más segura de causar una buena impresión e incluso hasta el más ocupado hombre de negocios le otorgará aunque sea unos minutos a una persona para que exponga su caso. Una vez se le otorga el tiempo, un hombre debe ser capaz de articular su argumento (piensa en los 30 segundos que tarda un viaje en ascensor) plasmando además emociones y entusiasmo. Las conversaciones sinceras no se olvidan y son la manera más segura para conseguir una futura reunión en la que los detalles se puedan ultimar.

La conversación telefónica – Cuando no puedes encontrarte con alguien cara a cara, la herramienta de trabajo que le sigue en la lista es la conversación por teléfono.  A diferencia de los correos electrónicos, las conversaciones telefónicas son una interacción en la cual se pueden expresar emociones, la conversación puede tomar distintas direcciones. Una técnica efectiva es enviar información previo a realizar la llamada y enviar un resumen de los temas tratados durante la conversación y agradeciendo a la otra persona por la atención durante la llamada.

La tarjeta de presentación– Una tarjeta efectiva ayuda a sentar un precedente y le brinda a la persona que la recibe la oportunidad de contactarte de manera profesional. Algunas personas se deciden por imprimir la tarjeta por ambos lados para así tener mayor espacio para comunicar su mensaje; este método es efectivo, tan solo asegúrate de dejar espacio en la tarjeta para escribir notas. Trata de no utilizar tarjetas de presentación impresas en casa, ya que no tienen la misma calidad que las tarjetas impresas profesionalmente. Finalmente, si estás en busca de trabajo, lleva una tarjeta con tu nombre, información de contacto (un enlace a un perfil de LinkedIn funcionará), y una lista de las habilidades que posees así como las oportunidades que buscas. Suena mucho más efectivo que una tarjeta vieja de tu compañía con información tachada, mucho más serio también.

El currículum y la carta de presentación – Una persona en busca de trabajo debe tener un currículum, pero está ese currículo adaptado para cada una de las compañías a las que te vas a presentar en busca de trabajo? Puede que no sepas exactamente que es lo que busca tu empleador, pero podrás redactar tu currículum de manera que resaltes las habilidades logros obtenidos de manera apropiada. A menos que expresamente te digan que no la adjuntes, una carta de presentación es una buena forma de demostrar cuanta seriedad tienes ante la oportunidad que la compañía te está ofreciendo. Puedes describir brevemente cualquier experiencia que no se encuentre en tu currículum, que consideres te hagan el candidato ideal y que demuestren algo de conocimientos sobre la compañía y sus objetivos.

Paso 3 – Lucir como un profesional

Cuando conozco a alguien por primera vez, lo primero que traigo a colación es la visión del mundo que he adquirido de mis 33 años  de experiencia. No puedo ver tu doctorado, no tengo la más remota idea que eres el mejor vendedor en IBM, y probablemente no saldré de la entrevista sabiendo que hablas cinco idiomas. Pero si tendré una primera impresión tuya con tan solo algunos segundos. Sabré si me agradas en un minuto, y dos o tres minutos después sabré si quiero hacer negocios contigo o contratarte. ¿El resto de tiempo que pasemos conversando? Solo reafirmaré mi primera impresión. Así es, la apariencia es muy importante.

Apariencia virtual

Fotos digitales

Una simple foto en un traje de negocios es lo que necesitas para tus perfiles en línea. Para las demás redes sociales, basta con alguna foto casual, pero recuerda que eventualmente será vista por clientes y compañeros de trabajo. Nunca publiques algo en la red que no quieras que un potencial empleador vea. Por más que existan opciones para limitar el acceso a fotografías, es muy probable que cometas un error y alguien termine viéndolas. Puede que tomarse un barril de cerveza de cabeza es algo que requiera talento, pero no creo que sea el talento que tu jefe busque en su próximo vicepresidente de publicidad.

Dirección de correo electrónico y firma

Una dirección de correo profesional es vital. AOL, Yahoo y Gmail son dominios de correo seguros para quienes no gozan de mucho presupuesto. Hotmail suena menos profesional, pero si utilizas un nombre de usuario simple, es aceptable. El nombre de usuario equivocado puede hacer lucir mal el dominio más profesional para tu correo. [email protected] funciona muy bien para tu correo personal, pero no para contactos de negocios.

Documentos de presentación

Tu currículum y catalogo de ventas debe ser constantemente actualizado, revisado ortográficamente y estar disponible en varios formatos. Adobe Acrobat es la forma más utilizada, pero para aquellos que no disponen de software profesional para procesar y leer textos como Microsoft Word, existen alternativas gratuitas como Google Docs.

La apariencia física

1. Tu rol

El buscador de empleo – Para aquellos que activamente se encuentran buscando un trabajo, hasta la más mínima interacción en una red social debe ser abordada como una entrevista de trabajo. No te equivoques, si empiezas a hablar con un representante de una compañía que posee autoridad para contratarte; ten la plena seguridad que va a empezar a medirte desde el momento que te conoce. Busca vestir siempre un nivel por encima de las exigencias del lugar al que te presentas, tu atuendo más informal debe ser una chaqueta o blazer, sin corbata y unos jeans adecuados para la oficina si eres alguien creativo. La mayoría de empleadores, sin embargo preferirían que utilizaras una corbata y cambiaras tus jeans por pantalones más formales. Si percibes que estás en un campo conservado, es mejor asumir que debes utilizar traje y corbata (Siempre podrás quitarte a corbata si te sientes exageradamente bien vestido). La clave es asegurar que tu primera impresión sea la mejor.

El vendedor – El vendedor afronta una situación similar a quien busca empleo, es juzgado de la manera en la que se presenta. Puede que la ropa que utilices sea determinada por la industria en la que te desempeñas, cualquier persona que sepa de ventas te dirá que los clientes son mucho más receptivos cuando su vendedor utiliza un traje; brinda algo de credibilidad y le da a quien lo usa algunos segundo de valor para presentarse y exponer su producto. El ambiente de las ventas es mucho más casual, donde podría incluso obviar la corbata, pero ten cuidado, es mejor no utilizar nada menos casual que un blazer, en especial durante tu primer encuentro con el potencial cliente.

El empleador – En esta posición eres quien pone la vara tan alto como desees y tienes además la libertad de vestirte un poco menos formal. Pero recuerda, los mejores candidatos siempre tienen varias opciones, suelen estar empleados o en una posición en la que se pueden permitir aceptar diversas ofertas. Por respeto a quienes vas a entrevistar, te recomiendo que vistas de manera casual (para el ámbito de los negocios) o incluso en el uniforme de la compañía.

2. Tiempo y ambiente

Eventos sociales antes de las 5PM en un día de trabajo – La mayoría ocurrirán a la salida del trabajo o durante la hora del almuerzo; la presentación indicada es traje de negocios, asociado al campo en el que te desempeñas, incluso si vives en Cedar Rapids, Ia, querrás llegar con una corbata o un blazer.

Eventos después de las 5PM – Quizás los eventos en los que vestirse de manera adecuada se hace más confuso, un hombre necesita balancear lucir profesional con un toque de “salí de trabajar” cuando son más de las 5PM. Una chaqueta de puntos oscura, botas o mocasines son perfectos. Ten preparada una corbata en caso que el evento sea más elegante de lo que pensabas; a veces estos eventos tienen lugar en bares donde la entrada parece casual pero el evento es en un salón de conferencias donde se requiere un poco más de elegancia.

Eventos en centros de convención y hoteles – Eventos de gran tamaño como estos son excelentes para exponerte a una enorme variedad de contactos; sin embargo, es más difícil sobresalir. Para ganar ventaja, es imperativo que te vistas tan bien como tu competencia –No les des una victoria fácil solo porque no quisiste utilizar blazer y corbata. Si cargas más currículos o algún otro objeto, trae un maletín profesional; deja la mochila y el morral en tu casa. Finalmente trae una sombrilla o un gabán si el pronóstico del clima indica algo de lluvias, es posible además que debas esperar afuera antes de ingresar al evento.

Tu turno

¿Algún consejo sobre manejo de redes sociales que hayamos olvidad? ¿Tienes una historia reciente de éxito en la que tu red social te ayudó a triunfar? Por favor comenta a continuación!

 

{ 2 comments… add one }

  • Jorge July 28, 2016 at 10:45 pm edit

    Twitter fue la herramienta en la que el creador de Uber y su CEO se conocieron, llamado “el tweet del billón de dólares”.

    Reply
  • Matias December 4, 2016 at 6:04 pm edit

    Si bien es dificil vestirse bien en una sociedad en que abunda lo informal y sobre todo cuando el clima caluroso no acompaña para nada el usar pantalones largos y camisa. Hay que saberse mostrar, la apariencia lo es todo, tanto en redes sociales como en la vida real.
    Vestirse correctamente para la ocasión es un arte, es decir para vestir bien sin quedar “descolocado” o fuera de lugar.

    Así también creo importante que uno sea un buen “vendedor” simpático y empatico con ciertas personas para lograr tus objetivos en general. Serlo todo el tiempo te cansa, pero si elijes cuando ser “vendedor” y cuando ser tu mismo entonces podrás inteligentemente caer bien y fomentar los negocios.

    Reply
Cancel reply