El desempleo es muy difícil para cualquiera. Ser un hombre desempleado es aún más difícil. Los estudios demuestran que los hombres desempleados se deprimen más y se hacen más propensos al abuso de sustancias que las mujeres que se encuentran en la misma situación. Los estudios también demuestran que los hombres desempleados que tienen una relación con una mujeres tienen mayor probabilidad de abusar físicamente de su pareja que los hombres con empleo.  Las razones dadas por los estudios son dos: La primera, los hombres tienen la tendencia a encontrar su identidad en el trabajo. Piénsenlo. Cuando conocen  por primera vez a una persona, una pregunta que siempre preguntan es “A qué te dedicas?”. Cuando un hombre pierde su trabajo, pierde además una gran parte de su identidad. La segunda razón, los hombres, particularmente los casados, se ven como los que ganan el pan en la familia. A pesar de los esfuerzos feministas para cambiar la percepción del hombre como “el ganapán”, la mayoría de los hombres creen que esta responsabilidad descansa principalmente sobre sus hombros. Cuando un hombre no puede proveer a sus seres queridos, significa un durísimo golpe a su masculinidad.

En nuestra incierta economía, el desempleo puede golpear a cualquier hombre en cualquier momento. Para contrarrestar la sensación de no valer nada que un hombre puede tener cuando es desempleado, aquí hay 11 sugerencias para mantener el vigor masculino.

1. No seas un vago. Nuestra tendencia natural para lidiar con el desempleo es convertirnos en unos viles vagos. Seguro, estás deprimido. Y si, andar por la casa en pijama, jugando Halo 3 todo el día puede ayudar a olvidar los problemas por un rato. Pero definitivamente no vas a arreglar tu situación de desempleo con vagancia. Mientras estás ocupado ganando medallas de perfección en Halo, las oportunidades de trabajo te pasan de largo. Además, volverte vago solo contribuirá a la depresión, que a su vez disminuirá la motivación para buscar nuevos trabajos.

2. Reflexiona sobre tu carrera. Cuando te despiden, es buen momento de evaluar el camino profesional que has estado recorriendo. Tal vez tu despido refleja un cambio en la economía que afecta la viabilidad de tu carrera. De ser así, es buen momento de considerar buscar nuevos horizontes.

3. Actualiza tu hoja de vida. Si has estado empleado por algún tiempo, probablemente no habrás actualizado tu hoja de vida. Ya que estarás aplicando para nuevos trabajos, no es mala idea que la actualices.

4. Contacta a tus contactos. Así no lo creas, a la gente le gusta ayudar. En especial a quienes conocen y quieren. Acude a tu red social preferida para conseguir un trabajo. Envía un correo electrónico masivo a todos tus contactos explicando tu situación, incluye una hoja de vida y una descripción del trabajo que buscar. Te garantizo que conseguirás algo de todo esto. También, aprovecha las redes sociales como Facebook y LinkedIn. Envía un mensaje a tus amigos y cuéntales que estás buscando un trabajo.

5. Lee. No estás trabajando, entonces tienes mucho tiempo libre. En vez de sentarte a beber cerveza y sentirte mal por ti mismo, emplea ese tiempo leyendo. Comienza por libros que puedan aumentar tu conocimiento en el campo en el que trabajas. Si eres programador, lee sobre códigos nuevos. Si trabajas en ventas, lee sobre como mejorar tus aptitudes con los clientes. Y así sucesivamente. No olvides incluir libros que te ayuden a convertirte en un hombre bien centrado. La lista de “100 libros que todo hombre debe leer” es un buen lugar para empezar.

6. Trabaja independientemente. Así no trabajes, tus cuentas no van a parar de acumulares. Aún tienes responsabilidades que cumplir. Si bien un fondo de emergencia ayuda a cubrir la mayoría de los costos durante el desempleo, siempre es bueno tener un ingreso, por pequeño que sea. Estudia tus habilidades y mira si existe alguna que puedas explotar trabajando de manera independiente.

7. Trabaja como voluntario. Nada pone tu problemas en otra perspectiva que ayudar a los que tienen problemas más grandes que los tuyos. Por medio de voluntariados, de sentirás útil y prevendrás cualquier sensación de depresión que venga de la mano del desempleo. Además, los trabajos como voluntario es una oportunidad inmejorable para conectarse con otros voluntarios que te ayuden a encontrar un trabajo.

8. Inventaría tus finanzas. Si crees que vas a estar desempleado por un tiempo, es bueno realizar un inventario de tus finanzas y ver lo que tienes. Has una lista de todos tus bienes: efectivo, inversiones, finca raíz y genera un presupuesto mensual basado en ellas.

9. Sal a la calle. Eventualmente te cansaras de buscar trabajo en línea y revisar los mensajes de tu celular. Si todas tus opciones se han desvanecido, es hora de ir a la calle y desgastar la suela de tus zapatos. Ve de negocio en negocio y trata de conseguir tiempo cara a cara con empleadores potenciales. Las aplicaciones para trabajo pueden perderse como si se metieran en un hoyo negro. Yo mismo he conseguido un par de grandes trabajos simplemente al aparecer en persona después de haber mandado mi aplicación al sitio de trabajo, para presentarme personalmente con el empleador. Me organizaron una entrevista ahí mismo.

Si ni siquiera así logras conseguir un trabajo, ir a golpear en las puertas te forzará a quitarte la pijama, darte una ducha, afeitarte, vestirte bien y salir de la casa. Todas estas cosas mejorarán tu estado de ánimo considerablemente. Cualquier actividad que realices, por inútil que parezca, te hará sentir mejor al final del día, mejor de lo que te sentirías si hubieras pasado el día en casa con tus sandalias puestas.

10. Considera que estás equivocado. Si llevas desempleado por mucho tiempo, has tenido muchas entrevistas, pero no te han llamado de vuelta, es bueno que consideres que estás haciendo algo mal. Durante las entrevistas, puedes estar presentándote de una manera que la gente no aprecia. La próxima vez que no te llamen de vuelta, llama al empleador. Pídele el favor a tu entrevistador que sea muy honesto y te diga porque no fuiste tenido en cuenta para la posición. Probablemente adornen la verdad, pero podrás leer entre las líneas y ver que puedes mejorar. Esto requiere que te tragues tu orgullo, pero vale la pena.

11. Hazlo a hora, maldita sea! Haz de este tu lema durante el desempleo. No esperes a tomar acción hasta que las cosas “estén bien”; recuerda que las circunstancias nunca serán ideales. Toma pasos, sin importar cuan pequeños sean, para volver al camino del trabajo.

Tienes alguna sugerencia sobre como lidiar con el desempleo? Déjala en la sección de comentarios.

 

{ 3 comments… add one }

  • Maria June 24, 2014 at 8:34 am edit

    Creo que tratar de resolver los problemas de identidad cuando no tenemos trabajo centrándonos en cómo conseguir un nuevo trabajo es cavar más profundo el agujero en el que estamos. ¿No será que lo que está en cuestión es que las personas -en este caso los hombres- no se definen por su trabajo? ¿Por qué no, en lugar de sugerir revisar el CV, llamar a los contactos y crear tu propio negocio, no plantearse que hay otras cosas en la vida?
    Se puede empezar a cuidar de los hijos e hijas, uno se puede involucrar en el cuidado de su casa, descubrir hobbys que el trabajo no permitían tener… Ir un poco más allá y profundizar en que, aunque importante, el trabajo no es todo y es necesario cuestionar también el papel que se nos da a hombres y mujeres (ellos de proveedores, ellas de cuidadoras), un papel que nos atrapa y nos lleva a situaciones como la que usted describe en su artículo.

    Reply
    • Gustavo February 15, 2017 at 12:11 pm edit

      Personalmente, me parece un artículo y aunque es cierto que aun existen roles definidos en la sociedad y que podrían discutirse y cambiarse, es bueno fomentar las actitudes que promueve este artículo tales como el esfuerzo, la perseverancia, evitando la pereza y haciéndose un auto examen sobre lo que podemos mejorar. Una actitud autocomplaciente y centrada en uno nos desenfoca.
      Si bien es cierto lo que usted plantea sobre el cambio de perspectiva que puede haber en nuestros roles, creo que este tipo de decisiones no se deben tomar bajo un contexto forzado (como la situación de perder el empleo) sino que puede haber mejores resultados cuando las cosas se conversan y planifican sin depender de factores externos.
      Además, el que un hombre trabaje, no significa que está exento de ayudar o repartirse las labores domésticas. Eso es algo en lo que estoy en contra como hombre.
      Nuevamente me parece que el artículo resalta buenas actitudes y una forma positiva de ver el difícil momento del desempleo.

      Reply
  • Mauricio Mosqueira February 2, 2015 at 9:33 pm edit

    Realmente estoy algo sorprendido con este artículo. Me sorprende además de la calidad del escrito, que el contenido es demasiado genérico, verdaderamente considero que esto no está escrito por un hombre.

    Tal vez por un hombre que no tiene sueños, que sigue los consejos que alguien más le comentó que eran bueno; sin embargo, no siento nada de honestidad en esto.

    Mi consejo sería únicamente, deja de llorar, deja de quejarte y deja que alguien más te diga que hacer.

    Empieza a ser un hombre de verdad. Visita esta liga para que te des un poco de idea qué es lo que el hambre del éxito puede provocar en la mente de un hombre http://wp.me/p4TIVi-5n

    ¿Quieres ser un hombre de verdad?

    Reply