La siguiente publicación fue escrita por uno de nuestros colaboradores del sitio de AoM en inglés, Cameron Schaefer, quien a raíz del estreno de “Quantum of Solace” quiso escribir sobre las cualidades masculinas del agente 007.

Admítelo, sí eres un hombre, alguna vez has pensado lo genial que sería pasar un día como el Agente 007, “Bond, James Bond.” Los autos, la aventura, mujeres hermosas y toda la tecnología del mundo del espionaje a tu disposición. ¿Quien no querría tener un lanzador de dardos en su reloj?

Pero, además de todo lo ya mencionado existe algo que nos atrae (de una manera muy masculina) a Bond. No es su estilo de vida ni sus accesorios, es como logra encarnar tanas cualidades que admiramos en los hombres. Confianza, fuerza, auto-control (excepto cuando se trata de mujeres), independencia, carisma, todo mezclado con un poco de fuerza bruta. Pareciera como si el mundo entero descansara en sus manos, pero al mismo tiempo como si fuera a tirarlo por la borda.

Desde “Dr. No” en 1962, cada encarnación de Bond, desde Sean Connery a Daniel Craig, le ha dado a los hombres un modelo de como vivir una gran vida, sofisticada, llena de lujos y placeres, pero a su vez poco tranquila y gentil. A continuación expondré algunas lecciones que todo hombre puede sacar observando las películas de James Bond.

1. Termina lo que comienzas. Se debe tener la plena confianza que un hombre va a cumplir su misión siempre, sea cual sea. Cualquier persona puede iniciar una tarea, pero pocos pueden completarla consistentemente. James bond nos enseña que la determinación no es una parte opcional de la masculinidad, es un requisito.

Piensa en los hombres que admiras. Lo más probable es que sean personas que cumplen su palabra a cabalidad. Es por esa razón que admiramos, celebramos y seguimos a esas personas. Para ellos, cómo empezar la carrera no es tan importante como la manera en que se termina. Cuando las cosas se ponen difíciles y empiezan a salir mal, ellos no tiran la toalla, al contrario, se esfuerzan mucho más. De igual manera, Bond siempre termina lo que inicia, y eso es algo que todo hombre debe poder hacer.

2. Dominar la tecnología. Bond es un hombre que se mantiene al corriente de la tecnología. Se puede decir que es un maestro de la tecnología y artefactos novedosos, pero nunca es su esclavo. Jamás verás a Bond gastando horas enteras de su día enviando mensajes de texto o utilizando audífonos bluetooth. Donde sea que esté, Bond se encuentra ahí, concentrado 100% y no permite que su Blackberry lo distraiga. El utiliza la tecnología cuando es requerido y prescinde de ella cuando no la necesita.

La tecnología puede ser ventajosa en muchas situaciones, pero como todo en la vida, puede convertirse en algo sin lo que no podríamos vivir. Cuando esto sucede,  la tecnología toma una parte de nuestra vida que no debería. Bond es el tipo de hombre que mantiene la tecnología en el lugar que merece, un lugar de servidumbre.

3. Conoce a tus enemigos. Como todo buen practicante de la guerra, Bond jamás entra a una batalla sin conocer hasta los más íntimos detalles de su enemigo. No solo quién es, sino también cómo piensa, a qué le teme y cómo utilizar estas debilidades para su ventaja.

“Si conoces a tu enemigo y te conoces a ti mismo, no debes temer el resultado de cien batallas. Si te conoces a ti mismo pero no al enemigo, por cada victoria obtenida sufrirás una derrota. Si no conoces al enemigo, ni te conoces a ti mismo, sucumbirás en cada batalla.” ~Sun Tzu

Para Bond, y para el resto de los hombres, generalmente nuestros enemigos se hacen bastante obvios, aunque a veces puedan esconder sus verdaderos motivos. Tu enemigo puede ser un rival de negocios que busca tu destrucción, o algo que atente contra tu carácter como una adicción o una debilidad. Independientemente de quien o qué sea, el conocimiento es clave para obtener la victoria en muchas de estas áreas. Identificar a los enemigos, aprender sus puntos débiles y vencerlos en cada ocasión posible, Bond sabe como hacerlo y tu deberías saberlo también.

4. Vístete para matar. Por siglos, parte de ser un hombre significaba vestir bien para toda ocasión. Trajes, sombreros, camisas de collar y pantalones a la medida eran una parte necesaria para vivir bien. En algún momento se volvió aceptable que un hombre saliera de su casa en pantalones anchos, camiseta y una gorra.

Puedes estar diciendo “Pero soy un hombre, solo las mujeres se fijan en como vestir.” A lo que Bond contestaría “Señor, es usted un idiota,” mientras se aleja con tu novia de la mano. Cómo un hombre viste siempre dice algo sobre sí mismo, y los hombres que visten bien exudan e inspiran confianza en sí mismos. Bota tu ropa vieja y mal ahormada e invierte en un guardarropas de calidad. Después de todo, el primer paso para ser James Bond es vestir como el.

5. Aprende a manejar tu arma. Bond, entiende el valor de tener un arma de fuego y usarla. Si bien solo tira del gatillo si es absolutamente necesario, el 007 está equipado para defenderse y defender a quienes lo rodean de ser necesario.

Convertirte en alguien adiestrado en armas de fuego no significa que debes convertir tu hogar en una armería. Con tan solo visitar el polígono de tiro de vez en cuando y/o tomar una clase sobre manejo seguro de armas puede hacer la diferencia. Además, un hombre debe saber como limpiar su arma adecuadamente. Después de todo, un arma de calidad es una valiosa herramienta, pero es solo tan buena como la persona que la maneja.

6. Mantén la calma. Recuerdas la parte de la película donde Bond se rompió y cedió ante la inmensa presión de su misión? Yo tampoco. Bond nos enseña que ser un hombre significa mantenerse tranquilo bajo presión. La vida es difícil para todos; así que supéralo. Los grandes hombres tienen la fortaleza interna para manejarse con confianza y autocontrol incluso cuando el mundo a su alrededor se derrumba. Gran parte de manejar bien las situaciones estresantes es estar siempre preparado para afrontarlas.

“En los campos de contiendas amistosas se Siembran las semillas que en otros tiempos y otros campos serán los frutos de la victoria” ~General Douglas McArthur (Héroe de Guerra y General de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial)

Bond es capaz de mantener la calma a raíz de su experiencia y entrenamiento. A parte de entrenar, participar en deportes competitivos es una excelente manera para aprender a manejar el estrés y prepararse para las batallas, ya sea contra “El hombre con la pistola de oro” o simplemente el joven que aspira a tener tu trabajo.

Sabes de alguna lección que los hombres podamos aprender de James bond? Comparte con nosotros en la sección de comentarios y únete a la discusión. Si quieres, puedes además contarnos cual es tu película de James Bond favorita y tu encarnación favorita del famoso agente 007.

 

 

 

{ 4 comments… add one }

  • Mauricio Valenzuela August 1, 2013 at 3:52 am edit

    Seguridad, sin duda es característica emblemática de Bond. Todo hombre emana su virilidad en cualquier entorno, y eso ayuda a lograr metas por difíciles que sean.

    Reply
  • Pablo Espinosa de los Monteros May 28, 2014 at 6:10 pm edit

    Comunicación, carisma… sabe cómo comunicarse con cada persona sin dejar de ser él… y lo hace de una manera divertida cuando es necesario, seria o dominante cuando lo requiere la situación.
    Es ingenioso y hábil con su forma de expresarse (verbal y no verbal)… e indudablemente el tono de voz y lenguaje corporal que todos los James Bond tienen es el de un hombre que todos quieren escuchar.
    Con esto te puedes ganar a varias personas, desde seducción hasta negocios.

    “Felicidades por traducir todo al español, me gusta e inspira, si pudiéramos trabajar o escribir algo que sea de beneficio mutuo algún día, me encartaría la oportunidad. Les dejo la página de mi empresa Style Systems sobre imagen personal.”

    Reply
  • walter daglio March 13, 2016 at 1:22 am edit

    EXCELENTE !!!!!EL ARTICULO .GRACIAS …..

    Reply
  • Moisés Ramos July 7, 2017 at 5:00 pm edit

    5.- Aprende a manejar tu arma.
    No necesariamente debe ser un arma de fuego la que se debe aprender a manejar, esa era el arma de James Bond. En efecto cada hombre debe aprender a manejar su profesión u oficio (el arma, la herramienta) que cada hombre posee, debemos realizarla con la mayor responsabilidad y aptitud posible.

    Reply